The Conference of the Birds. Peter Sís.

Ninel Valderrama Negrón #18 - Literatura Infantil, Reseñas

Al hojear la obra de Peter Sís es posible percibir a simple vista cómo un libro ilustrado conjuga distintas narrativas (visuales y textuales) para fortalecer el mensaje central de la trama. The Conference of the Birds fue publicado en 2011 y constituye la última obra de este autor checoslovaco. El formato del libro integrado con páginas texturizadas ayuda a realzar las imágenes hechas con base de acuarela y tinta para verse bien cuidadas e increíblemente estéticas.

En una primera aproximación, su trama podría parecer sencilla; sin embargo, Sís retoma un antiguo poema del siglo XII para revitalizarlo a nuestra época. La idea original proviene de Farid Ud Din Attar, un místico que dividió su vida por problemas políticos debido a sus ideas entre lo que actualmente es Irán y el norte de la India. Además, resulta importante mencionar que Peter Sís expone que otra gran influencia que tuvo para realizar esta obra fue el Manual de Zoología fantástica de Jorge Luis Borges.

En resumen, el poema relata cómo un grupo de pájaros caen en cuenta del estado de crisis de sus vidas y se deciden a emprender una travesía para encontrar quien pudiera resolver sus problemas. Dicho Mesías será el mítico Simorgh, el rey de los pájaros y para hallarlo tendrán que cruzar siete valles: Búsqueda (Quest), Amor (Love), Compresión (Understanding) Desapego (Detachtment), Congruencia (Unity), Asombro (Amazement) y Muerte (Death). Tras pasar por esos pasajes, los pájaros llegan a una montaña, en donde habita el anhelado líder. En el centro de la guarida del salvador Simorgh, el grupo de viajeros se observa reflejados en un espejo de agua. La moraleja es bastante transparente: no es cuestión de quién te salve. Todo el mundo busca un Mesías que le resuelva sus problemas, pero al final, te das cuenta que sólo tú eres el soberano de ti mismo.

No me resulta casual que el autor escoja la obra de Farid Un Din Attar, poeta perseguido por sus ideas políticas. Ahí subyace el paralelismo con la propia vida de Sís, creciendo en la Checoslovaquia socialista, el ilustrador decide exiliarse a Estados Unidos. Por ello, considero que la temática del liderazgo personal es tan trascendental en la obra reseñada. Aunque puede ser considerado como un tema ahistórico, debemos tener en cuenta estas condicionantes para tener una postura crítica frente a la eficaz forma de conferir el mensaje.

Sís logra el mayor acierto del libro en la habilidad de comunicar la moraleja. Por medio de la conjunción de las imágenes y el texto, la obra está tejida bajo la estrategia tropológica de la alegoría. Dentro de la trama de la narración es más o menos fácil identificar el pasar de los valles cada uno con personalidad distinta con las etapas que tienes cruzar para alcanzar la meta de la montaña. A medida que contemplas las imágenes, a la par del texto, también descubres la figura retórica encubierta; de esta forma, un cambio de perspectiva, una alteración de la tonalidad, la elección de un color y patrón implica una transformación en el significado otorgado. Por ejemplo, el libro empieza con la metamorfosis del poeta Farid Ud Din Attar en un pájaro Hoopoe y resulta cíclico a medida que termina con la misma mutación.

Otra cualidad importante de The Conference of the Birds son los patrones que se repiten a lo largo de la obra.  Dichos esquemas tienen diferentes formatos algunos tienen como elemento principal la repetición de la forma de los pájaros para crear un componente visual rítmico en el libro. En algunas páginas, los patrones de las aves son muy esquemáticos y tienden a tener una figuración más geométrica.

Mientras en otros, los personajes son más individualizados, pero parecen implicar una noción de conjunto en el dibujo. En este punto, en el contraste entre seres aislados y en grupo masivo puede tener alguna vinculación con la trama narrativa sobre la concepción del líder y soberano, en donde a través de esta estrategia, Peter Sís busca hacer esta noción explícita en la historia.

Una característica más de las ilustraciones son los rasgos orientalistas de ciertas imágenes. Obviamente, primero está claro en la materialidad de los dibujos en tinta que nos acercan a esta tradición. Sin embargo, la incorporación de sellos chinos en el margen acentúan esta característica. Otra cuestión que continúa la noción de patrones orientales son los mandalas que parecen los valles de aprendizaje. En la presentación de cada uno de estas etapas aparece un mandala de diferente color.

Finalmente, la conjunción de todos estos colores formula un complejo mandala que reúne todos los significados alcanzados por cada cruce del valle. Estos símbolos de la religión budista tienen formas circulares y concéntricas que se identifican con el Universo en relación con el microcosmos y el macrocosmos. Peter Si había utilizado esta herramienta plástica con anterioridad en su libro Tibet: Through the Red Box publicado en 1998. En esta situación, la elección de estas formas pudiera tener otro significado más intrínseco a la historia narrada. De cierta manera, los pájaros recorren el mundo físicamente hasta llegar a la montaña, pero a la vez, esta travesía consistía en una profunda transformación que iba más hacia un sentido interior. Por esta razón, considero que la concatenación de todos los colores de los mandalas a través de los capítulos constituyen una especie de suma de aprendizajes.

Por último, me gustaría destacar el uso de las formas para desarrollar la idea central de la historia en un nivel visual. Como ya mencione, su mensaje central consiste en que no existe un Mesías, Salvador o líder que te ayude a resolver tus problemas, sino cada quien lo pose en su interior. Por este motivo, creo que el autor utiliza la reordenación de figuras en los pájaros para representar al llamado rey Simorgh en varias ocasiones. A diferencia de otros cuentos, Sís no emplea la moraleja al final de la historia, sino la  hace explícita desde el principio con las ilustraciones. Sin embargo, reitera el mensaje al final cuando los treinta pájaros que logran superar el viaje se convierten en uno cuando se dan cuenta que la fuerza interior reside en ellos.