Heidegger y nosotros

Jean-Luc Nancy / Traducción de Maria Konta #23 - Jean Luc Nancy, Dossier

Desde hace cincuenta años nadie pudo dudar que Heidegger compartió el antisemitismo dominante en la Europa de los años 30, incluso si ninguna declaración de esta naturaleza se encuentra en sus textos.

GEORGE II

Jean Luc Nancy / Traducción de Maria Konta #23 - Jean Luc Nancy, Dossier

Como si fueras un rey o un papa: George II. Pero George, sin la “s” final. Porque te gustó esta ortografía, practicada por George Sand para feminizar su nombre. Sin embargo en el registro civil eras “Georges” por supuesto: un chico. E intentaste de vestirte de mujer. Un poco, no completamente...

Sobre la soberanía y el retiro del Dios cristiano en la obra de Jean-Luc Nancy

Tenzan Eaghll / Traducción de Stefanía Acevedo Ortega #23 - Jean Luc Nancy, Dossier

Este artículo explora la relación entre la soberanía y la muerte de Dios en la obra de Jean-Luc Nancy. Considerando los comentarios de Nancy sobre la soberanía junto con su proyecto de la deconstrucción del cristianismo, se explora cómo el supuesto metafísico del soberano, en la forma de Dios, rey, o la ley, no puede jamás subsumir el exceso de la soberanía.

Barebacking Bataille: de la economía sexual a la economía general

John Paul Ricco / Trad. Maria Konta #23 - Jean Luc Nancy, Dossier

La noción de una “economía sexual” evoca inmediatamente el término “la economía libidinal” de Jean-François Lyotard y, dentro de la teoría queer, el de “la economía del don”, por el cual Tim Dean ha teorizado la subcultura del sexo al pelo, y el término “las economías del abandono” a través del cual Beth Povinelli nos ha permitido recientemente pensar nuevas formas sobre “la pertenencia social y la resistencia en el liberalismo tardío”.

ERRANCIAS DE LOS CUERPOS: Desencuentros de la criatura de Frankenstein y Melmoth el errabundo.

Francisco de León #23 - Jean Luc Nancy, Dossier

En el principio fueron los monstruos, y los monstruos fieles a la palabra que le otorga la vida a sus formas sin forma, eran presagio, anuncio de la desgracia o la bendición por venir, y los monstruos eran enigma, un acertijo (como en las antiguas tradiciones acerca de la esfinge) oculto tras fauces, alas, torsos antropomorfos y demás estructuras incomprensibles.