Inentendible

Carmen Tinajero #40, Vidas Infames

Me costó trabajo reconstruir su rostro, saber quién era. Luego recordé que ese doctor era esposo de una psiquiatra que fue mi alumna. Supe que ese psiquiatra acusó al hospital de no haber puesto un candado en la sala de “Crónicos” y Lázaro escapó. Él acusó al hospital de que lo hubieran dejado escapar.  

Asombro ante un joven loco

Carmen Tinajero #40, Vidas Infames

Tu mirada me atraviesa, como los fantasmas que te habitan. Es tan profunda, tan extraña y al mismo tiempo tan alegre, es la entrada al misterio de tu vida que permanece muerta y cerrada.